El Plan de estudios se compone de 19 unidades de aprendizaje organizadas en cuatro ejes de formación. Las UNIDADES DE APRENDIZAJE asumen la forma de cursos, seminarios, talleres y coloquios, todos los cuales se constituyen en los ambientes que procura el plan de estudios para que el estudiante construya las competencias que lo conviertan en investigador del campo de los estudios culturales.

Cursos: son unidades de aprendizaje a las que se incorporan todos los estudiantes de la MEC, independientemente de la línea de formación e investigación que hayan elegido, con la finalidad de revisar, con la guía del docente, los planteamientos y materiales que éste defina, con el propósito de conocer el desarrollo y estado actual de los estudios culturales, así como las características del campo de investigación en el que actuarán.

Seminarios: son unidades de aprendizaje en donde se reúnen los estudiantes con un docente y en la sesiones todos participan de igual forma en la revisión, discusión y debates sobre los planteamientos y materiales seleccionados, mismos que se relacionan de manera directa con el tema de investigación de cada participante. Se orientan hacia la reflexión teórica que permita a los estudiantes construir las competencias intelectuales lógico-analíticas necesarias para la investigación. En cuanto al valor que esta reflexión teórica tiene en la formación de investigadores se recuperan los usos productivos e imaginativos que Rosa Nidia Buenfil señala: … sirve para problematizar lo que aparece como inmediato o natural; ofrece la oportunidad de una vigilancia epistemológica al trabajo del investigador; es clave para contrastar diversas aproximaciones a un mismo tema; brinda una apoyatura para ofrecer junto con el recuento de las características del proceso investigado, algunas interpretaciones plausibles. Hay usos de la conceptualidad que exigen su ligazón estrecha con la particularidad misma del tema estudiado, usos en los que son puestas a prueba esas mismas teorías, que son recreadas y que son incluso complementadas mediante la elaboración de categorías intermedias… (Buenfil, 2006:42).

Talleres: son unidades de aprendizaje en la práctica, pues en ellas se llevan a cabo las tareas propias de la investigación, requieren de sesiones en el aula para comentar y revisar avances así como para organizar actividades diversas, pero también requieren de sesiones de trabajo individuales y en equipos que pueden llevarse a cabo en los espacios de trabajo de gabinete y de campo en los que participa cada estudiante con el cuerpo académico al que se encuentra adscrito.

Coloquios de investigación: son espacios de interlocución en los que los estudiantes de la maestría exponen su proyecto, avances y resultados de la tesis que realizan a lo largo de su proceso de formación como investigadores. Se llevan a cabo al finalizar cada semestre en un evento público organizado para tal efecto en el que participan como evaluadores directores y revisores de tesis (que integran los comités tutoriales de los estudiantes), así como profesores de la MEC e investigadores invitados. Se realizan de manera conjunta con los coloquios de investigación del Doctorado en Estudios Regionales.

Los coloquios son considerados como unidades de aprendizaje por ser espacios que permiten a los estudiantes mostrar un desempeño competente y a los observadores evaluar las competencias de dominio conceptual, metodológico y expresivo adquiridas a lo largo de un semestre. Estas competencias de expresión vinculan aprendizajes teórico-prácticos.

 

Correo UNACH